El Oro no para de brillar: toca un nuevo máximo histórico por octava sesión consecutiva

An Unforgettable Event Elevating Trading Education 

A pesar de que los tipos de interés elevados suelen limitar el atractivo de poseer oro, un activo que no genera intereses, el metal precioso ha ignorado estos factores en lo que va de mes, mostrando una notable resistencia.

El Oro continúa su impresionante racha alcista, alcanzando máximos históricos por octava sesión consecutiva el martes. El metal al contado registra un incremento del 1,1%, situándose en 2.363,42 dólares la onza, después de tocar un máximo sin precedentes de 2.365,09 dólares.

El mercado aguarda con expectación las minutas de la reunión de política monetaria de la Reserva Federal y los datos de inflación de Estados Unidos que se publicarán este miércoles, en busca de nuevas señales sobre la futura trayectoria de las tasas de interés.

A pesar de que los tipos de interés elevados suelen limitar el atractivo de poseer oro, un activo que no genera intereses, el metal precioso ha ignorado estos factores en lo que va de mes, mostrando una notable resistencia.

Se espera que el Índice de Precios al Consumo (IPC) de marzo aumente un 0.3% mensual, por debajo del 0.4% de febrero, pero por encima del 0.17% necesario para frenar la inflación hasta el objetivo del 2%. En términos anuales, se espera que el IPC aumente del 3.2% al 3.4%.

La inflación subyacente, también conocida como IPC subyacente, bajará del 0.4% al 0.3% mensual y del 3.8% al 3.7% anual.

La fuerte presión sobre los precios podría frenar las expectativas de recortes de tipos en junio, mientras que unas cifras de inflación más suaves podrían alimentar las especulaciones sobre reducciones de tipos.

Análisis técnico del Oro

La subida del Oro se detuvo cerca de 2.350$, ya que el índice de fuerza relativa (RSI) alcanzó los 84.23, su nivel más alto desde el 8 de marzo. Esto indica que el RSI está sobrecomprado y que el metal amarillo está perdiendo atractivo para los inversores.

Si los precios del Oro caen por debajo de la zona de los 2.350$, se pondría al descubierto el mínimo diario del 8 de abril de 2.303$. Una vez superado, podría ejercer presión bajista sobre el metal amarillo y llevarlo al máximo de 21 sesiones de marzo de 2.222$. Se prevén más pérdidas en 2.200$.

Por otro lado, si el XAU/USD reanuda su subida, los compradores apuntan a 2.400$ y más allá.